Luego de la victoria por 3-1 ante Huracán, Marcelo Gallardo se mostró contento con los tres puntos que le permiten prenderse en la lucha por el pasar a la final en la Copa Diego Armando Maradona. Además, se avecina el cruce continental ante Palmeiras, después de las fiestas.

“Estamos a un paso de la final y deberemos enfocarnos. Vamos a estar cortando el pan dulce pensando que tenemos que jugar partidos importantes”, manifestó el Muñeco sobre los 180 minutos que separan al equipo de Núñez de una nueva final de Copa Libertadores.

El ritmo de exigencia por estos días es alto pero River demostró tener con qué repitiendo el equipo que en la semana goleó a Nacional: “Después de volver después de tantos meses sin competir ni entrenar normalmente, no era fácil estar en estas instancias y yo quiero reconocer ese esfuerzo que significó estar tanto tiempo sin competir y que ellos estén con la cabeza nuevamente enfocados en esta etapa del año, donde se empiezan a definir cosas. Pelearemos hasta el final porque cuando llegas a esta etapa querés estar en la cita final”.

Además, Gallardo se refirió al encuentro en el Ducó: “No era un partido fácil porque habíamos jugado hace tres días, pero decidí repetir el equipo y nos encontramos siempre con el fútbol argentino con equipos que se preparan muy bien para jugarnos. Creo que estuvimos bien, el desgaste lo hicimos, por momentos jugamos bien en una cancha que estaba mala y el juego de ellos por ahí salteaban mucho la mitad de la cancha y nos obligaba a quedar un poco largos, pero cuando tuvimos la pelota intentamos hacer lo nuestro y estoy contento”.

Asimismo, el entrenador de River explicó que mantener el ritmo de competencia sirve para el elevar la vara: “Una de las cuestiones por la cual intentamos trabajar y sostener un plantel con una buena competencia, sana, que tenga deseos de mostrar cada uno de ellos una alternativa para mi y para el equipo y eso es lo que uno intenta hacer. A veces hay jugadores que están mucho tiempo sin jugar y les cuesta entrar en algunos momentos del partido o del equipo, pero este torneo nos permitió darle minutos a muchos chicos que no venían con continuidad y empezar a responder. Los jugadores que vienen jugando hace un tiempo largo y se sentían titulares, entienden que hay alternativas que están afuera y pueden ser buenas para el equipo”, cerró Gallardo.