Mal momento para Ezequiel Garay y Ramiro Funes Mori, quienes sufrieron casi al unísono un intento de robo en sus domicilios ubicados en la urbanización Torre en Conill.

Según aseguró el diario local Las Provincias los hechos delictivos quedaron solo en intenciones por la acción de los agentes del orden alertados por los mecanismos de seguridad de las viviendas.

Tanto Garay como el mellizo Funes Mori conviven en el mismo barrio valenciano y se encuentran concentrados a la espera del choque de vuelta de los cuartos de final de la Europa League de este jueves, luego del 3-1 en favor de Valencia que arrojó la ida.