[VIDEO] Huracán venció 2-1 a Atlético Tucumán tras la salida de Kudelka. Lo dio vuelta luego de arrancar perdiendo al minuto por un bombazo de la Pulga Rodríguez, aguantó media hora con uno menos y tuvo que sufrir al final para llevarse el triunfo.

En el debut de un nuevo interinato de Néstor Apuzzo, esta vez acompañado por Gabriel Rinaldi, Huracán consiguió tres puntos fundamentales ante Atlético Tucumán, al que nunca había vencido como visitante. Pero para eso, el Globo tuvo que sufrir, y mucho. Tal vez más de la cuenta, ya que durante el desarrollo del partido los de Parque Patricios pudieron afianzarse y dominar. Sin embargo, el encontrarse en desventaja al minuto de juego tras un bombazo de tiro libre de la Pulga Rodríguez y en el final, luego de que Wanchope Ábila picara un penal que podría haber sentenciado el encuentro, fueron los grandes obstáculos de la noche.

Huracán, que venía a los tumbos por los malos resultados acumulados que desencadenaron en la salida de Frank Darío Kudelka, se encontró con otro cachetazo de entrada. La ejecución de Luis Rodríguez fue excelente y tiene muchísimo mérito, pero también contó con la complicidad de Matías Giordano, quien se quedó sin reacción ante el remate que fue dirigido a su palo.

Pero lentamente el Globo fue afianzándose en defensa, a partir de buenos ataques. Cristian Espinoza, una de las grandes figuras del partido, fue clave en la remontada. Obligó siempre, desbordando por derecha e incomodando a los rivales ante tanta movilidad. También Ramón Ábila, quien luchó todas arriba y combatió una y otra vez con los centrales del Decano, que intentaban controlarlo. Wanchope se las ingenió para encontrar los espacios entre Bruno Bianchi y Malagueño, y luego de avisar en una oportunidad, logró el empate tras una serie de rebotes en el final de la primera etapa.

El empate transitorio le dio vida otra vez a Huracán, que llegaba en un coma casi terminal. La presión que propuso el Globo asfixió al local en la salida y cortaba su circuito de juego. Justamente de esta manera, Espinoza robó una pelota y dejó a Wanchope frente al arquero Calviño, y el ex delantero de Instituto no perdonó a los 10 minutos del complemento. Sin embargo, las malas noticias volvieron a aparecer cuando Erramuspe vio la segunda amarilla por un supuesto codazo a la Pulga Rodríguez (no se vio claramente).

Pese quedar con un hombre menos, Huracán no perdió intensidad y además, contó con la reaparición del Pity Martínez, quien en el primer tiempo tuvo un remate en el palo pero en el complemento comandó todos los contraataques.

Atlético Tucumán intentó por todas las vías y generó varias situaciones con los pelotazos cruzados. Las salidas en falso de Giordano le brindaron más de una oportunidad y Cristian Menéndez casi aprovecha una de ellas, pero el palo salvó al Globo.

La oportunidad de sentenciar la historia la tuvo Wanchope Ábila, de una manera inmejorable: un penal a los 42 minutos. El 9 sobró la situación y la picó, dejándole la pelota en las manos a Calviño. Los minutos finales fueron un sufrimiento para los visitantes, quienes sufrieron un asedio total por parte de los tucumanos, que no llegaron a peligrar.

Huracán se reencontró con la victoria y obtuvo un poco de oxígeno después de tanto sufrimiento. Quedó a cuatro puntos y se ilusiona con pelear por un ascenso de la mano de Apuzzo y Rinaldi, quienes seguirían hasta diciembre aunque siguen sonando entrenadores. El Decano, por su parte, se mantiene en el cuarto puesto pero su irregularidad y las lesiones acumuladas lo van complicando.

El empate de Wanchope

El segundo de Ábila, que le dio el triunfo al Globo

Foto: Captura de video