Se registraron graves incidentes en Floresta tras la victoria de Atlanta ante All Boys 3-2. Acorde a lo consignado por fuentes en el lugar, todo habría comenzado cuando un reducido grupo de simpatizantes blanquinegros quisieron ir en busca de los dirigentes y periodistas partidarios de Atlanta, que festejaron el triunfo en la platea del estadio.

Como consecuencia, jugadores y allegados bohemios aguardaron por cincuenta minutos para emprender su retiro. Luego de que la Policia pueda confirmar la seguridad necesaria, salieron de las instalaciones dentro del micro que también trasladó al plantel profesional.

Los inconvenientes culminaron con tres detenidos -todos mayores- bajo la carátula de Atentado y resistencia a la autoridad y lesiones. Además, hubo 16 policías lesionados y dos patrulleros y una moto dañados.