El adiós de David Silva al Manchester City parece definitivo dado que el volante, que llegó en 2010, anunció esta será su última temporada en el equipo. Fútbol le sobra pero un cambio de aire luego de una década no le vendría para nada mal.

Maravillado por su juego, Pep Guardiola no se guardó ningún elogio: “Lo que ha hecho es increíble, fantástico, pero no sólo en este partido (5-0 a Newcastle con un gol y dos asistenciaS), sino en los últimos 10 años. Queremos que la gente vuelva para ofrecerle un partido como una de las grandes leyendas del club. ¿Si se merece una estatua? No lo sé, no es mi negociado. Ha habido jugadores increíbles aquí: Zabaleta, Hart, Kompany, Agüero… Este grupo de jugadores ha ayudado al club a estar donde está”.

¿Qué distingue al español por encima del resto? “En los pequeños espacios, es quizá el mejor que he visto. Moviéndose entre líneas no he visto nunca nadie como él. Ha regresado del parón con un ritmo increíble. Si decide seguir jugando, puede jugar donde quiera. No tengo duda sobre eso. Ganar la Champions sería el final perfecto, por supuesto. Para él, para Agüero. Lo habría sido para Kompany la pasada temporada”.