Tantos candidatos integraron la lista para tomar los destinos del conjunto nacional que, en un abrir y cerrar de ojos, se disipó ante la ausencia de un proyecto. Gabriel Heinze fue uno de ellos cuando todavía dirigía a Vélez, pero las charlas estuvieron lejos de existir. Hoy en busca de nuevos horizontes, dejó en clara su postura de no enfocar su mente en llegar a la AFA.

“No pienso en dirigir la Selección Argentina. Esas cosas se dan, son tan grandes que uno no las debe pensar ni trabajar para eso. Me gusta mucho esto, me gusta lo que hago. Soy un privilegiado de poder dedicarme a lo que me gusta y debo tener muchísima responsabilidad. Eso te lleva a un desgaste importante. No me veo toda la vida siendo entrenador, por todas estas cosas. No sé si voy a encontrar lugar en otra rama del fútbol, nunca me puse a pensar”, sorprendió después de tiempo sin enfrentar los micrófonos.

¿Cómo fue su irrupción detrás de la línea de cal? “Sentí que esto lo podía hacer lo mejor posible y por eso me dediqué a esto, pero no sé si voy a poder estar siempre en este lugar. Siempre vas a luchar contra cosas y personas, es parte del trabajo del entrenador. Yo tengo una forma de pensar y voy a hacer las cosas así. Sé muy bien lo que puedo llegar a aceptar pero también sé muy bien lo que no acepto. Antes de agarrar un equipo analizo todo. El fútbol no es solamente lo táctico, hay futbolistas, personas”.

Para redondear la idea a la que apunta como cabeza de grupo, agregó que “uno va analizando muchas cosas para poder desarrollarlas en el día a día. Cada entrenador tiene sus formas y lo más importante es el que va a confiar en vos. Es fundamental ver por qué confía en vos, por qué te elige, y vas viendo si podés ayudar, si podés hacerlo. Tuve entrenadores que me han marcado cosas, la forma de sentir el fútbol. Estuve con (Marcelo) Bielsa, con Luis Enrique, que es uno de los tipos más valiosos del fútbol. Tengo el privilegio de que cuando los necesito o cuando llamo, me atienden el teléfono. Cuando pasa el tiempo y te atienden el teléfono con amabilidad, te das cuenta del camino que hiciste como persona, además de ser un futbolista reconocido”.

En diálogo con un programa radial con “Zona Mixta”, manifestó su actualidad en medio del aislamiento. “Estoy viendo fútbol ahora porque lo he dejado mucho mientras estaba trabajando. No tengo un equipo especial para ver. Se ve de todo y de todo se saca cosas y se aprende. Vi a Leeds que da cada vez un paso más hacia lo que se merece y eso es algo muy bueno. Marcelo es un entrenador de los nuestros, uno lo ha podido conocer”, cerró.