La última victoria del Fortín fue el 2-0 a Godoy Cruz ya que luego se sucedieron dos derrotas contra Tigre y Real Pilar, respectivamente, y un empate ante Argentinos Juniors. La chance de dar vuelta la página será este sábado cuando reciba a Atlético Tucumán, desde las 13.15, en el estadio José Amalfitani.

El Gringo sabe que la mejor cara de su equipo dista mucho de la actual, alicaída y sin el fuego interior que lo caracteriza. “Cuando las cosas van mal, insisto y cuando van bien, cambio. Necesitamos ganar porque necesitamos el triunfo. Nos falta insistir y hacer todo para conseguir la victoria”, declaró en la conferencia de prensa que brindó en Parque Leloir.

El hecho de modificar su línea de trabajo no es una constante en el ex Newell’s, que mantiene firme su convicción de llevar adelante una metodología: “Si cambio cuando las cosas están mal, es porque no creo en lo que se está haciendo. Cuando van bien, se debe cambiar para seguir mejorando. Cuando digo cambiar es para mejorar cosas, no digo cambiar por cambiar”.

Lucas Robertone, quien sufrió un traumatismo de cráneo en el partido ante el Bicho de la Paternal, no estará disponible. ¿Las variantes? “No está en consideración para este encuentro. De Almada, Asad o Galdames saldrá su reemplazante”, cerró. En el horizonte asoman Independiente en Avellaneda y, más tarde, como local ante Lanús. La idea es clasificar a la Copa Libertadores 2020.