El aductor derecho le había jugado una mala pasada a poco de retomar los ensayos luego del parate por COVID-19, pero eso es historia pasada para el “Pipita”, que este miércoles participó del entrenamiento junto al resto de sus compañeros.

Su vuelta es una buena noticia para Maurizio Sarri, quien confía en el delantero argentino y lo ve como una pieza de recambio clave en el ataque. Justamente cuando en el puesto de 9 no se encuentra cómodo Cristiano Ronaldo y no es el hábitat natural de Paulo Dybala.

En las próximas horas se darán a conocer los concentrados para el choque del viernes contra Lecce. Por ende, Gonzalo Higuaín podría ir al banco para luego sumar minutos en busca de su mejor forma física.