Luego de dos semanas intensas en Londres, Holanda le puso el broche de oro al Mundial de Hockey 2018 con el desenlace que cualquier persona objetiva esperaba: la conquista del título.

El elenco dirigido por Allyson Annan demostró desde el primer día por qué eran las máximas candidatas y terminaron de ratificarlo al golear 6-0 a Irlanda en la final con goles de Lidewij Welten, Kelly Jonker, Kitty van Male, la goleadora del equipo, Malou Pheninckx, Marloes Keetels y Caia Van Maasakker.

El trámite del partido fue todo naranja debido a la superioridad de las mejores del mundo sobre Irlanda, que se ubica en el puesto 17 del ranking mundial y había accedido por primera vez en su historia al partido cúlmine, que derivó en la victoria más abultada en la final de un Mundial.

Con la goleada 6-0, las holandesas cerraron una abrumadora participación en Londres 2018 con 35 goles marcados, un promedio de casi seis por partido, tres recibidos, cinco victorias y un empate, en semifinales frente a Australia.

De esta manera, Holanda conquistó su octavo título en una Copa del Mundo y el segundo consecutivo luego del éxito conseguido en La Haya 2014. A su vez, este significó la primera medalla dorada de Allyson Annan como entrenadora de esta selección, tras los segundos puestos obtenidos en los Juegos Olímpicos de Río y el Champions Trophy de 2016.

La próxima parada para las bicampeonas será el Champions Trophy de este año, que se disputará en China, aunque el objetivo a largo plazo está en recuperar el oro en Tokio 2020, que perdieron en Brasil a manos de Inglaterra.

Por Facundo Osa.