Después de haber batallado más de dos horas en la noche del viernes frente a Alemania, Las Leonas volvían a tener acción en el Cenard ante Holanda por la cuarta fecha de la Pro League, la nueva competencia de la Federación Internacional de Hockey (FIH) que otorga una plaza para Tokio 2020.

Las chicas argentinas llegaban invictas con siete puntos en tres partidos, una victoria en el tiempo reglamentario y dos en los shootouts, mientras que las holandesas contaban con una unidad menos en la misma cantidad de encuentros con dos victorias y una derrota. Sin embargo, la diferencia más notoria radicaba en el tiempo de descanso de ambos seleccionados ya que las locales habían vencido a Alemania hacía menos de 48 horas mientras que las europeas habían jugado por última vez el sábado 16 ante Estados Unidos.

En el primer tiempo hubo demasiado respeto entre ambos conjuntos ya que cualquier error podía terminar en un gol en contra para el infractor. Es por esto que la bocha se mantuvo alejada de las áreas, con pocas intervenciones de las arqueras y mucha disputa en el mediocampo.

Sin embargo, Argentina abrió el marcador a través de un córner corto, aquella arma que supo ser letal en la época de Soledad García y Noel Barrionuevo. La primera ejecución de Silvina D’Elía rebotó en una defensora pero aprovechó el rebote para conectar un remate cruzado que reventó la tabla de madera del arco defendido por Anne Veenendaal.

El gol despertó a los espectadores presentes en el Cenard pero también a Holanda, que sacó su chapa de campeón y comenzó a dominar el partido adelantando las líneas y sofocando la salida de Las Leonas. Esto hizo que las locales se replegaran y tuvieran que dedicarse a defender por la mayoría del segundo cuarto.

Pese a que la resistencia argentina fue sublime, Frederique Matla aprovechó un error de Luchi von der Heyde en la última línea, interceptó el pase de la mediocampista de River, eludió a Belén Succi y definió con el arco a su merced para poner la igualdad con la que ambos equipos se irían al entretiempo.

En la segunda mitad, Las Leonas volvieron a equilibrar el desarrollo del juego y forzaron cuatro córner cortos seguidos, aunque no pudieron concretar ninguno de ellos. Esto pesó en el ánimo de las chicas pero aún más en el resultado cuando Holanda consiguió su segunda conquista. Una jugada preparada directamente del laboratorio de Alyson Annan en un corto donde la receptora en la base se la devolvió a la servidora, que Argentina descuida regularmente en esa formación, para que Pien Sanders definiera por encima de Belén Succi.

Los últimos 25 minutos se pueden dividir en dos tramos bastante claros: hasta el final del tercer cuarto, donde Argentina dominó pero sin poder penetrar el círculo con pelota dominada, y los últimos 15 minutos donde Holanda manejó los hilos a gusto. En ambos pasajes hubo un gol para cada elenco que no fueron convalidados. Uno de los tantos envíos argentinos al área fue desviado por una defensora y terminó dentro del arco holandés, al no haber gol en contra no es válido, y Holanda en un córner corto había convertido el tercero pero la bocha había golpeado en el glúteo de von der Heyde y, en consecuencia, fue anulado.

Así finalizaron los 60 minutos de esta cuarta fecha de la Pro League femenina con victoria de Holanda por 2 a 1 que le permitió superar a Las Leonas en la tabla y cortar con el invicto de las argentinas en esta competencia. Las ganadoras volverán a jugar el domingo 3 de marzo frente a China mientras que Argentina tendrá dos semanas de descanso hasta su partido contra Nueva Zelanda.