Esta tarde, desde las 18:10, el Globo recibe a Independiente Rivadavia en busca del quinto ascenso de la Zona B. En simultáneo juegan Atlético Tucumán – Santamarina, también con chances de subir a la elite del fútbol argentino.

Ganar y esperar. Ese es el plan en Parque Patricios. Para garantizarse al menos una final en caso de que Atlético Tucumán se imponga ante Santamarina, Huracán debe derrotar hoy a Independiente Rivadavia en el Tomás Adolfo Ducó.

En el campeón de la Copa Argentina sólo habrá un cambio respecto al equipo que viene de golear a All Boys: Sotelo en lugar de Arano, lesionado. Díaz, Mancinelli, Erramuspe, Domínguez y Sotelo, Villarruel, Vismara, Toranzo y Martinez, Espinoza y Ábila es la formación que dispuso Apuzzo para recibir a la Lepra mendocina, sumergida en un caos deportivo e institucional.

Aparte de haber quedado afuera de la lucha por un ascenso, Independiente Rivadavia tiene un gran deuda con su plantel, que estuvo a punto de no viajar a Buenos Aires. Hasta último momento, los referentes del equipo evaluaron la situación.

Luego de obtener la Copa Argentina, Huracán va por su regreso a Primera División. Con el arbitraje de Néstor Pitana y en un Ducó repleto, espera concretarlo.

El remanente de entradas se vende esta mañana

Por pedido de la Seguridad, no habrá venta de entradas en el estadio. Las pocas plateas y populares generales estarán a disposición de 9 a 13 en la sede del club. En caso de ser necesario, se abrirá la tribuna visitante. Además, desde las 15, en el Ducó, podrán ponerse al día los socios que lo necesiten (se ingresa con noviembre pago).

Brian Pécora

Foto: Clarín