Basta con rememorar que el 13 de febrero fue la última vez que entrenó con el primer equipo, previo al inconveniente puertas adentro que lo alejó de todo, incluso de la capitanía. Finalmente las partes llegaron a un acuerdo para que se sumara nuevamente a la actividad oficial y el Luciano Spalletti lo ubicó como titular en la visita al Genoa, que terminó con triunfo por 4-0.

El goleador respondió con un festejo desde los doce pasos para poner el 2-0 parcial. Anteriormente había contado con una chance inmejorable a los 20 minutos: falló un increíble mano a mano que pegó en el palo. La relación con su técnico dista de ser buena pero la urgencia de resultados conllevó a esta tregua. Hace dos semanas tuvieron una discusión cuando el DT le pidió que vuelva a los ensayos y no tuvo una respuesta positiva.

Sin embargo hace unos diez días hubo reunión con Steven Zhang, el joven empresario chino de 26 años que preside al Inter. Allí acordaron seguir adelante “en paz” hasta el final de la temporada mientras negocian la renovación contractual. A su vez, varios poderosos lo pretenden en sus filas.