De cara al mercado de pases, los equipos argentinos saben que será difícil incorporar jugadores que militen en el exterior dada la compleja situación económica que vive el país. Por eso, se ensayan diversas alternativas para mantener la competitividad en un torneo que siempre tiene movimientos en el mercado de pases. En los últimos días, en River empezó a sonar como posibilidad la llegada de Silvio Romero, justo cuando se dio a conocer la intimación que le realizó a Independiente por falta de pago.

“Me gustaría hablar primero con los dirigentes de manera privada para ver cuáles son sus intenciones, después comunicaré mi postura. Mi prioridad pasa por saber qué quieren ellos. Nos pidieron entre 25 y 30 días cuando iniciamos el reclamo para juntar el dinero y se lo dimos. Volvió a pedir 10 días más y se lo dimos. La intención fue tratar de cobrar y no buscar quedar libres. Nos manejamos todos por un mismo camino”, explicó.

Al igual que otros referentes del plantel, tomó la decisión por el incremento de la deuda y desde la cúpula dirigencial hubo quejas. No obstante, el capitán del equipo mencionó la solidaridad de la gente: “En mi red social he recibido muchísimo apoyo. Tengo que sacarme el sombrero con el hincha porque más allá de que pueda estar en desacuerdo con el tipo de reclamo, a su vez entiende que fue justo. Acá primero está Independiente. Nosotros siempre buscamos seguir una misma línea, un mismo mensaje. Se lo tendrían que preguntar a la otra parte, porque nosotros estamos bien”.