Un triunfo revitalizante consiguió Jaguares en el inicio de su gira por Oceanía, al doblegar en Melbourne a un duro adversario como Rebels. Con un score adverso, la remontada en el complemento permitió recobrar la senda del triunfo en un Super Rugby donde suman tres victorias y cinco caídas.

En el AAMI Park de Melbourne, el mayor mérito de Jaguares consistió en hacerse fuerte pese al marcador adverso de la primera mitad (14 a 3) y batallar en el complemento para reencontrarse con la victoria gracias al último try que firmó Bautista Ezcurra. La presión en esa jugada, y la intensidad defensiva en el tramo decisivo convirtieron el triunfo en una realidad.

Fue un pleito intenso, con varias idas y vueltas, con Rebels dominando en los 40’ iniciales gracias a las pérdidas que permitió el elenco de la UAR. La fragilidad de la última línea le permitió llegar al try a Billy Meakes y Marika Koroibete, mientras que Nicolás Sánchez aportó los únicos tres puntos.

El 14 a 3 con el que Rebels se marchó al complemento dejaba poco espacio para una remontada de Jaguares sin cambiar la cabeza. Afortunadamente los del Bocha Ledesma se plantaron con mayor intensidad en la parte final.

Luego de una nueva conquista local, a manos de Dane Haylett-Petty, la salida del medioscrum Will Genia marcó un antes y un después. Sin la conducción del 9, y con los ingresos desde el banco, Jaguares cambió el rumbo del partido. Sebastián Cancalliere vulneró el ingoal por primera vez, luego de un buen movimiento de Joaquín Tuculet. Siete minutos después el tucumano Ramiro Moyano se zambulló a pura potencia en la tierra prometida, luego de la amarilla al pilar local Tetera Faulkner que marcó el quiebre del partido.

Luego de un penal a cargo de Jack Debreczeni que mantuvo a Rebels a salvo, Jaguares debió seguir batallando en los momentos finales. Así fue que Leo Senatore se jugó para tapar un kick, la guinda cayó de su lado y llegó con velocidad a un Bautista Ezcurra que no dudó en apuntarle a la bandera. La conquista de Sánchez dejó el score favorable por 25 a 22.

Rebels pudo igualarlo en la última pero apostó al scrum en lugar de sumar puntos con un envío factible a los palos. La ambición le costó caro, ya que la defensa de Jaguares apareció en todo su esplendor para luego de 35 fases recuperar la pelota y ponerle punto final al duelo. Así la gira por Oceanía comenzó con sufrimiento, pero con una necesaria victoria para Jaguares.