Arsenal no se guardó nada y fue en busca del delantero sensación en el fútbol inglés, Jamie Vardy. Los Gunners le ofrecieron unos 37 millones de euros para sumarlo al equipo de Arsene Wenger y ya habría aceptado: tendrá un contrato por cuatro años y cobrará alrededor de 120.000 euros por semana.

Vardy marcó 24 goles a lo largo de la competencia y fue una esencial para el Leicester en la obtención del campeonato. El jugador expresó que fichar por el Arsenal sería dar “un paso adelante” en su carrera. Olivier Giroud (jugador que ocupa el mismo puesto que Vardy) habló sobre la llegada del delantero y expresó: “Esperemos que él pueda ayudarnos a ganar el título y que marque muchos goles”. También alegó que juntos pueden ser muy “complementarios”.

Riyad Mahrez es el otro miembro del Leicester por el cual el técnico de los “gunners” ha mostrado interés.