Los claros gestos de dolor tras lesionarse ante Sao José generaron incertidumbre y las malas noticias se confirmaron. Después de unas semanas de tratamiento, el ex San Lorenzo no tuvo más que pasar por el quirófano y de esa manera será baja por tres o cuatro semanas.

“El atleta se sometió a un procedimiento quirúrgico en su hallux izquierdo (genera dolor lo que altera el caminar, dificulta el uso de calzado y puede producir deformidades), para la resección de una exostosis, en la noche del pasado miércoles 12”, firmó el parte médico del club de Porto Alegre. Además, explicaron el porqué del tratamiento inicial: “Como es una lesión crónica, se optó por una recuperación conservadora, que no mostró la evolución esperada”.

De este modo, el jugador nacido en Concepción del Uruguay se perderá partidos importantes en el futuro inmediato del “Tricolor”. El sábado se enfrentarán a Inter por la semifinal del Campeonato Gaucho y el debut en una nueva edición de la Copa Libertadores.