Jürgen Klopp fue un su momento uno de los impulsores de la justicia prometida por el VAR, sin embargo ahora cargó contra el extenso tiempo que se demoró para tomar decisiones en algunas jugadas en el duelo que cerró la fase de grupos de la Champions League.

Con el empleo de la tecnología se revisó durante varios minutos un penal (que derivó en la igualdad) como un gol a favor del equipo danés (anulado por offside), además de un tanto de Takumi Minamino anulado por una polémica mano en el área tras el remate de Sadio Mané.

“Les llevó demasiado tiempo. No lo pude ver, pero creo que tomaron las decisiones correctas, pero así es muy difícil. Fueron tres o cuatro minutos de espera con el frío que hace ahí fuera”, explicó Klopp sobre el empleo del VAR. Además, agregó que “solía ser uno de los que pensaba que el VAR era buena idea, pero sinceramente no creo que pueda decir eso de nuevo”.