El ciclo de Frank Darío Kudelka al mando de la Universidad de Chile llegó a su fin. Al andar irregular en el torneo local se sumó que el conjunto azul no haya podido clasificar a la fase de grupos de la Copa Libertadores, por lo que el argentino quedó en el ojo de la tormenta.

Al cordobés no le gustaron los manejos de los dirigentes de la U, y apuntó específicamente contra Sabino Aguad, gerente general del club. Además, le molesto que ya se barajaran nombres de entrenadores mientras él continuaba en su cargo. Por otro lado, negó rotundamente que su alejamiento del conjunto chileno tenga que ver con un ofrecimiento de otro club.

“Era la mejor decisión de mi parte, esto no daba para más. Esto es lo que pasa cuando no existe un proyecto. Hice lo que tenía que hacer. Creo en las cosas que se hacen en conjunto, creo en las cosas racionales, creo en las cosas que van de la mano con la coherencia. No creo en el oportunismo. Entonces, en ese aspecto a veces uno se puede sentir manoseado”, expresó Kudelka a los medios mientras se retiraba.