El 22 de diciembre de 2020 llegó otro logro anhelado por Lionel Messi, y particularmente difícil de superar en estas épocas de poca fidelidad futbolística entre las partes: llegó a las 644 conquistas en Barcelona.

De esta forma la Pulga dejó atrás la marca de 643 que el brasileño ostentaba con la casaca de Santos, por lo que tras el partido utilizó las redes sociales para hacer mención a semejante proeza. “Cuando empecé a jugar al fútbol, jamás pensé que rompería algún récord. Y menos aún el que logré hoy que tenía Pelé”, apuntó en Instagram.

En la publicación el rosarino sumó una foto con distintos gritos y festejos de goles a lo largo de su trayectoria. “Sólo puedo dar las gracias a todos los que me ayudaron en estos años, mis compañeros de equipo, mi familia, mis amigos y todos los que me apoyan cada día”, cerró.