No falta mucho para que finalice el préstamo de Mauro Icardi en PSG, dado que en junio desde París deberán desembolsar 70 millones de euros para quedarse con su ficha o, en su defecto, renegociar una nueva cesión. Pero el goleador parece haber optado antes de tiempo cómo continuará la historia.

Según informó el periodista italiano Nicoló Schira, especialista en transferencias y mercado de pases, el rosarino tomó la decisión junto a Wanda Nara, su esposa y representante, de retornar a Italia en busca de nuevos horizontes. Claramente, es imposible que tenga una nueva chance con Antonio Conte en el Inter, luego de hacerse pública la mala relación entre ambos.