Nunca fue la Ligue 1 un torneo de grandes estrellas en sus diferentes equipos, sino que el PSG se ubicó como el poderoso sin discusión por su amplia billetera. Pero la llegada del “Pipa” hace soñar al equipo de Marsella, ilusionado con pelear con el gigante hasta el final.

Con cuatro gritos en cinco presentaciones, es una de las cartas más punzantes del equipo que lidera el portugués André Villas-Boas. Por lo tanto, en la previa del encuentro válido por la séptima fecha del campeonato doméstico frente al Dijon, apareció Didier Drogba para referirse al gran presente del ex Boca.

“Estoy feliz por él y por el Olympique, porque se ha adaptado muy rápido. Es argentino puro y tiene determinación. Para él, como para sus compatriotas, cada juego es una final”, aseguró el marfileño. El goleador africano vistió la camiseta del Olympique de Marsella en la temporada 2003/04, cuando convirtió 32 tantos en 55 encuentros. Luego continuó su carrera en Chelsea, Shanghái Shenhua, Galatasaray, Montreal Impact y Phoenix Rising.