Pareciera que los 39 años que carga en ese cuerpo tatuado de 1.95 de altura no son excusa de nada. Todo lo contrario, partido a partido demuestra su capacidad goleadora para definir y ensayar piruetas.

En un nuevo comienzo de semana, decidió romper el hielo con una publicación que se tornó viral de forma repentina. Comunicó su regreso a la Selección de Suecia: “No nos hemos visto en mucho tiempo”, señala el mensaje.

En la Eurocopa enfrentará a España, Polonia y al ganador del desempate entre Eslovaquia e Irlanda del Norte. Pero lo grandioso para el “Oro Azul” es que recuperarán a su máxima estrella en actividad y más vigente que nunca.