El arranque de James Rodríguez en Everton fue pura dinamita pese a las dudas que recaían sobre su adaptación a la Premier League, de gran desgaste entre las mejores del mundo. Con puño de hierro, el ex Real Madrid irrumpió de manera promisoria para conducir a sus compañeros al pelotón de arriba de la tabla con 13 unidades en siete presentaciones, con cuatro ganados, uno empatado y dos perdidos.

Sin embargo, el volante se lesionó hace dos semanas y fue una baja sensible en los encuentros frente a Southampton y Newcastle, donde los “Toffees” cedieron terreno en la lucha por llegar a la cima. En declaraciones a “France Football”, Carlo Ancelotti se refirió a la incidencia de su protegido en el plantel: “Cuando lo fiché este verano, todos estaban preocupados por su estado físico y por ver cómo se las arreglaría con la intensidad de la Premier League. Durante los primeros cuatro partidos, ¿sabes cuántas veces se apareció? ¡Siete! Tiene más asistencias y goles que los sprints. ¿Entonces de qué estamos hablando? ¿De lo que esperamos que haga un jugador en el campo?”.

Para reforzar la estadística se apoyó en su experiencia en Italia con Ronaldo Nazario, que no gozaba de plenitud pero compensó con talento. “Cuando estaba en Milán, lo trajimos. A su llegada, pesaba 100 kilos. Antes del primer partido, le dije: ‘Sabes que no puedo jugar contigo porque necesitas bajar de peso’. Él respondió: ‘¿Qué quieres que haga en el campo? ¿Anotar o correr? Si es para correr, ponme en el banquillo; si es para marcar goles, ¡juega conmigo!’. Jugué con él y no corrió, pero marcó dos goles. Para James es lo mismo”, sentenció “Carletto”.