Desde la finalización del Torneo Clausura, mucho se habló en México sobre el reemplazante de Alfredo Saldívar en Pumas UNAM. Es que el golero cometió varios errores y los dirigentes deben hallarle un sustituto en el puesto aunque la tarea no será fácil. El plan A se llamaba Marcelo Barovero, que hace horas firmó en Burgos, mientras que una alternativa es Raúl Gudiño, de Chivas de Guadalajara. Sin embargo, un nombre soñado es el de Franco Armani.

A pesar de no haber una oferta formal, el entrenador español Míchel lo tiene bien considerado para arribar aunque las trabas son mayúsculas. Con casi 34 años, es uno de los jugadores mejor cotizados y valorados en el fútbol argentino. Campeón de la Copa Libertadores y pieza vital en una de las mejores épocas de River, ha recibido sondeos en varias ocasiones.

La cláusula de recisión alcanza los 20 millones de dólares y su contrato vence recién en junio 2022, aunque en la Liga MX no tienen problemas en desembolsar una gran suma de dinero. A tener en cuenta, el casildense siempre ha manifestado su deseo de terminar su carrera en Atlético Nacional, donde es ídolo absoluto.