La destitución de Mauricio Pochettino generó incertidumbre en el círculo íntimo del club como también en oídos ajenos, ya que nadie se esperaba tal resolución. Un día después, el multifacético entrenador luso asumió en el cargo con al aval del presidente, Daniel Levy.

Según detalló el portal británico “The Sun”, tanto José Mourinho como la dirigencia tratarán de buscar nuevamente el fichaje de Paulo Dybala. El argentino fue sondeado por los Spurs en el último libro de pases pero no lograron llegar a un acuerdo.

Además, en carpeta aparecerían los defensores Kalidou Koulibaly y Youcef Atal del Napoli y Niza, respectivamente. En la zona medular, los apuntados serían Declan Rice, actualmente en el West Ham, y el volante ofensivo que alguna vez quiso Diego Simeone para su Atlético de Madrid: Bruno Fernandes, del Sporting de Lisboa.

¿La bomba? “Mou” sueña con volver a dirigir a Zlatan Ibrahimovic, quien anunció que esta será su última temporada en la MLS antes de volver a tener un desafío en la elite del fútbol mundial. La buena relación entre ambos podría torcer la balanza a su favor.