El futuro del plantel campeón de la Superliga es un tema que mantiene ocupado a los responsables del Departamento de Fútbol. Con muchas figuras requeridas en mercados más fuertes y otros que no serán tenidos en cuenta, hay un nombre importante que podría armar las valijas de repente.

Se trata de Mauro Zárate, que se encuentra a la deriva a raíz de una cláusula por objetivos que no llegó a cumplirse. Aunque se preveía que tenía vínculo hasta mediados de 2021, lo cierto es que en junio próximo quedará libre si no resuelve su situación.

¿El gran inconveniente? Un ítem del contrato asegura que debía jugar el 50% de los partidos en la temporada (al menos 45 minutos en cada uno de ellos). Boca disputó 33 encuentros oficiales de los cuales el ex Vélez participó en 18 y solo en nueve estuvo en cancha lo mínimo indispensable.

El club no tiene prisa para definir su futuro más allá de que el calendario se acerca a la fecha límite y no habrá más competencia a raíz del coronavirus. La idea será conversar con Miguel Ángel Russo y evaluar la chance de comenzar una nueva negociación para definir su continuidad.