A la altura de las expectativas, el estadio Antonio Vespucio Liberti quiere estar a tono con el funcionamiento del equipo. Más allá de lo que exigió la casa madre del fútbol sudamericano, la dirigencia tuvo a bien renovar las cintas de iluminación que pasaron de 800 a 2.000 lux. Este aumento de un 150% de la capacidad lumínica se realizó para no ser multados nuevamente por este tema ni ceder la localía, lo cual sería inédito en la Copa Libertadores.

Apenas terminó la temporada pasada, con la supervisión del Departamento de Infraestructura, se pusieron manos a la obra para el desmonte de los 216 tubos de mercurio halógenos que eran los que se usaban desde su instalación para el Mundial ‘78 y se reemplazaron por 296 tubos con tecnología LED de la empresa Philips a un costo de USD 1.200.000.

El Monumental no sólo estará apto para la Copa América que asoma, sino que se podrán hacer espectáculos lumínicos dinámicos como los que tuvieron lugar una vez concretado el 1-0 contra Banfield. Este enorme cambio es el primer paso de una renovación en la iluminación de todo el club con tecnología LED que se irá produciendo a lo largo de 2020. Y se suma al que se hizo también en las canchas número 1 del River Camp, a la que a pedido de Marcelo Gallardo se le colocaron ocho torres para que en caso de ser necesario pueda ser utilizada en horario nocturno.