Gustavo Maia, una de las grandes promesas del fútbol brasileño, es un atacante de 19 años que se desempeña como extremo izquierdo o delantero. Según los medios de su país, el conjunto culé abonó 4.5 millones de euros para sumarlo.

Llegó a Sao Paulo con 14 años, donde se quedó tras superar tres evaluaciones y desde entonces no dejó de acumular goles y títulos en todas las categorías.

Estas últimas semanas se entrenó por su cuenta para no perder estado físico tras estar desde el 14 de marzo sin actividad oficial.