Según anunció este lunes el PSG respecto a los averiados del plantel, el brasileño se perderá los dos próximos partidos de Champions League y el clásico francés contra el Olympique de Marsella. Tuvo que ser sustituido el domingo en el minuto 12 en el empate 1-1 contra los africanos, en Singapur, y más tarde se conoció la gravedad: “lesión de grado 2 en el bíceps femoral de los isquiotibiales izquierdos”.

“En ocho días será sometido a una revisión médica, pero el plazo de regreso a la competición está estimado en cuatro semanas, en función de la evolución”, indicó el club parisino en un comunicado. Después de haber purgado sus dos partidos de suspensión, debía regresar en la Liga de Campeones el 22 de octubre contra el Brujas. Pero con esta nueva lesión, se perderá no sólo el doble enfrentamiento europeo, sino también el histórico duelo contra el Marsella, programado para el 27 de este mes.

Esta lesión supone un contratiempo para “Ney” y para su equipo, después de que firmase un prometedor inicio de temporada con cuatro goles en cinco partidos de la Ligue 1. Desde su llegada a Francia en el verano de 2017, ha sufrido varios problemas físicos, entre ellos sus dos lesiones en el pie derecho que lo apartaron varios meses de los terrenos de juego. Además se había lastimado un tobillo con la “Verdeamarelha” el 5 de junio durante un amistoso contra Catar, lo que le costó perderse la Copa América ganada por su país en julio pasado. El 15 de noviembre, en Arabia Saudita, se cruzarán Argentina y la “Canarinha” pero la presencia del 10 es una incógnita.