Había dado muestra de su penar durante su cumpleaños, cuando tomó el micrófono y derramó lágrimas al hablar de la lesión que lo tiene alejado de las gambetas. En una entrevista a Esporte Espetacular, amplió la desazón de no poder jugar al fútbol tras ese fatídico 23 de enero que lo mandó al quirófano.

“Esta vez tardé más para digerirlo. Me quedé unos dos días en casa, mal, solo lloraba, realmente triste. La primera vez, cuando me lesioné, dije: ‘Vamos, vamos a agilizar, vamos a operar pronto, que tenemos que llegar a la Copa del Mundo (de Rusia). No me quedé triste”, aseguró.

‘Ney’ espera estar listo para disputar, a mediados de abril, los Cuartos de final de la Champions League, siempre y cuando el PSG pueda superar al Manchester United, al que venció 2-0 en la ida en Old Trafford. En el primer choque Thomas Tuchel tampoco contó con Edinson Cavani, pero pudo superar las adversidades y se impuso con autoridad sobre la escuadra conducida tácticamente por Olé-Gunnar Solskjær.