Entre lesiones y denuncias, el pasado reciente de Neymar no fue el ideal. No pudo ayudar al PSG a ganar títulos importantes, se perdió la Copa América que Brasil coronó en su casa y lidió con temas legales que pudieron ser peores. Actualmente en rehabilitación por una nueva dolencia que sufrió en el amistoso ante Nigeria, un portal inglés reveló la polémica por la cual los “Diablos Rojos” desistieron de contratarlo.

Todo marchaba bien y las cifras de su traspaso no suponían un problema, Incluso el vicepresidente ejecutivo Ed Woodward habría afirmado que el club debería tener al menos un candidato al Balón de Oro en su plantilla y que Ney era el gran apuntado. Sin embargo, dieron marcha atrás por su estilo de vida, ya que suele organizar fiestas y muestra una poca predisposición al trabajo fuera del campo de juego. “Si tienes un brasileño, tienes un brasileño. Si tienes dos brasileños, tienes dos brasileños. Y si tienes tres, tienes una fiesta de samba. En su caso, United cree que sería él vertiendo las caipirinhas”, indicó Mail Online.

Pero el artículo disparador no escatimó en detalles, fue más a fondo con la cuestión. “No es ningún secreto que el delantero disfruta de un lujoso estilo de vida. Es visto regularmente en varios eventos de alto perfil con sus amigos famosos. El feed de Instagram de Neymar está lleno de fotos en clubes nocturnos con gente como Lewis Hamilton y los músicos Rihanna y Drake. También participa en eventos con compañeros de equipo actuales, como Kylian Mbappe, así como con ex colegas”, ejemplificaron.

El nuevo problema muscular del ex Santos quien, por una lesión en los isquiotibiales, estará de baja aproximadamente “cuatro semanas”, según anunció el PSG, situación que le hará perderse los dos próximos partidos de la Champions League y el clásico francés contra el Olympique de Marsella, parece darle la razón al poderoso conjunto inglés. En lo que va del año, acumula tres lesiones y no ha podido estar disponible en el Paris Saint-Germain en total por unos 175 días en total.

Ni su padre, Neymar Santos Sr., se salvó de esta acusación reveladora: “También surgieron dudas sobre él, quien opera como el agente de su hijo y maneja todas las negociaciones con respecto a las transferencias. Según los informes, los dirigentes del United lo consideran ‘obsesionado con el dinero'”. Por lo pronto, el 10 debe regresar a las canchas para acallar los rumores y volver a ser aquél jugador emblemático.