La continuidad del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) entró en zona de riesgo ya que el proyecto de reforma impositiva que impulsa el gobierno nacional para el año próximo le quitaría a este organismo un ingreso clave para su actividad.

El proyecto de reforma impositiva en cuestión prevé derogar un artículo de la Ley 26.573 que contiene una norma firmada en 2009 y establece el destino que el 1 por ciento de la facturación de la telefonía móvil va a las arcas del ENARD.

El deporte olímpico tuvo un gran impulso desde la creación del ENARD y ello permitió que en sus siete ejercicios previos, desde su puesta en funciones el 12 de marzo de 2010, recaudara una cifra auditada de 1.947 millones de pesos.

El titular del COA (Comité Olímpico Argentino), Gerardo Werthein, y varios deportistas se manifestaron en las redes sociales acerca del tema.