El desprolijo accionar de Raúl Cascini, hombre de confianza de Juan Román Riquelme, al remover del cargo a todos los entrenadores de las Inferiores fue criticable, y quizás lo más resonante fue la destitución de Rolando Schiavi, con quien compartieron grandes logros en Boca. El “Flaco” estaba a cargo de la Reserva y ya había publicado una carta de despedida, pero ahora le sumó un repaso de todos los nombres que pasaron por sus manos y llegaron a bautizarse en la máxima categoría.

A lo largo de los cuatros años que dirigió al equipo, de 2015 a 2019, hubo 31 jugadores que pasaron a integrar planteles profesionales, algunos con mayor éxito que otros. Entre los que más se destacan están Agustín Bouzat en Vélez; el juvenil Facundo Colidio que pasó del Inter al fútbol belga; y Leonardo Balerdi, quien se fue al Borussia Dortmund a cambio de 16 millones de euros con un puñado de partidos en Primera. Después están los que juegan en otros equipos de la Superliga: Matías Romero (Argentinos Juniors), Tomás Pochettino (Talleres), Julián Chicco (Patronato), Oscar Salomón (Central Córdoba SdE), Mateo Retegui (Estudiantes) y Nahuel Molina (Rosario Central).

Además, el ex DT mencionó a quienes considera futuras promesas como por ejemplo Lucas Brochero, un delantero que tiene características similares a las de Cristian Pavón. En lo que respecta a los títulos, no dejó grandes recuerdos pero sí fue muy productivo en lo que refiere al seguimiento de los juveniles en el marco educativo y la formación personal, con charlas sobre sexualidad, redes sociales y manejo del primer contrato.