Es el encargado de darle fútbol al equipo y siempre fue Marcelo Gallardo el que le dio la libertad de moverse por todo el frente de ataque. Presiona en la salida, gambetea hasta el hartazgo, junta líneas cuando las cosas no salen y hasta tiene llegada al gol.

Ignacio Fernández se convirtió en una pieza clave en el engranaje colectivo desde que arribó a comienzos de 2016 y es usual que atraiga interés desde el exterior en cada mercado de pases. Justo cuando se lo vincula a un desembarco en Brasil, el ex Gimnasia fue claro con su pensamiento post consagración en la Copa Argentina, aunque sus compañeros le hicieron perder la seriedad.

Claro, enfrentaba los micrófonos para responder qué será de su futuro futbolístico cuando varios integrantes del plantel se unieron en un esperanzador mensaje para los hinchas: “Nacho se queda, no se va”. La reacción del entrevistado fue mirada cómplice y sonrisas, a tono con el ambiente de un nuevo campeonato de Copa Argentina. Minutos antes, Marcelo Gallardo había declarado lo mismo ante las cámaras: “No se va a ningún lado”. ¿Será?