Estaba previsto que Racing y Nacional sea dirigido por el brasileño Anderson Daronco, pero dio positivo de COVID-19 y sus colaboradores Fabricio Vilarinho y Rafael Alves, además del cuarto árbitro, Bruno Arleu, están infectados. Por lo tanto, hubo cambio de roles con otro partido que se disputará en Florencio Varela, entre Defensa y Justicia y Delfín.

Como esto no es suficiente para cubrir las nóminas, se decidió incorporar a Mariana De Almeida en el partido de la “Academia” y a Daiana Milone en el del “Halcón”. En síntesis, se resolvió que el chileno Roberto Tobar sea el juez en Zona Sur, acompañado por su compatriota Claudio Ríos y la mencionada jueza de línea como asistentes. El argentino Nicolás Lamolina, el cuarto árbitro.

En Avellaneda, el trasandino Cristian Garay llevará las riendas del encuentro (en principio iba a ser el referí alternativo en el choque del equipo de Hernán Crespo), asistido por su compatriota Christian Schiemann y Mariana de Almeida, mientras que el argentino Fernando Echenique oficiará de cuarto árbitro.