El sello distintivo de la nueva era de Miguel Ángel Russo, que finalizó con un glorioso sprint final en la reciente Superliga 2019/2020, sin dudas fue el poderío en ataque. De cara a lo que viene, al entrenador le preocupa la situación de varios delanteros, entre los que se encuentra Carlos Tévez como caso crucial aunque no habrá problemas para negociar su estadía.

Pero en Mauro Zárate y Franco Soldano hay dos soldados que el DT quiere retener, por lo cual habrá que extender sus contratos. Por el ex Vélez tiene un afecto especial: lo hizo goleador en “Fortín” a los 18 años y a los 33 sabe que es uno de los pocos que puede domar su carácter. Pero además, conoce sus condiciones. Las que todavía no terminó de explotar con continuidad vistiendo esta camiseta.

Y con el cordobés todo dependerá de la voluntad de Olympiacos, dueño de su pase, para prorrogar el préstamo. El mes que viene vence el vínculo y la opción de compra es impagable para el “Xeneize”: 5 millones de euros.

Por Mauro, todavía no hubo un contacto directo, pero eso ocurrirá en estos días. Existe una cláusula que le permitirá quedarse en libertad de acción a partir del 30 de junio ya que no cumplió los objetivos deportivos: debía jugar 45 minutos o más en el 50% de los partidos de la temporada y, por distintas lesiones que sufrió y su nivel irregular, sólo alcanzó el 27%. Eso sí, le ofrecerán quedarse pero renegociar su sueldo.