Lejos de su faceta deportiva, donde brilla actualmente como el amo y señor de la categoría reina del automovilismo mundial, Lewis Hamilton anunció que brindará una mano para detener las llamas que azotan Australia y que han provocado la muerte de 26 personas y más de 1.000 millones de animales.

“Me comprometo a pagar 500.000 dólares para ayudar a los animales, a los voluntarios que luchan por la vida salvaje y a los servicios de bomberos locales”, escribió el campeón de Fórmula 1 en su cuenta de la red social Twitter.

Hamilton acompañó su mensaje con un video donde se muestra a un koala siendo rescatado por vecinos de la zona que redujo a cenizas un superficie equivalente a la isla de Irlanda (80.000 km2) y que ha destruido más de 2.000 casas.

“Me rompe el corazón ver la devastación que los incendios provocan a la gente y a los animales a través del país”, culminó el piloto, quien se suma a las colaboraciones brindadas por los nueve jugadores australianos de la NBA, que han prometido entregar 750.000 dólares, y además el tenista Nick Kyrgios.