Pie de guerra entre FIFA y UEFA por el formato del nuevo Mundial de Clubes, que iniciaría en 2021. Este viernes, en Miami, se celebró el Consejo que aprobó la modalidad de 24 equipos, uno de los deseos de Gianni Infantino.

Esto, claro, trajo aparejado un fuerte rechazo de los clubes de Europa más poderosos, que se resisten a tales cambios y cuenta con la frontal oposición de la UEFA y la ECA, es decir, federaciones y clubes del Viejo Continente. Si nada cambia, el nuevo Mundial arrancaría en dos años, pero sin los principales actores del fútbol actual.

De hecho, se emitió una carta firmada por presidentes y vicepresidentes de 15 clubes, como Real Madrid, Barcelona y Juventus, entre otros, manifestando dicho rechazo.

“Estamos firmemente en contra de cualquier potencial aprobación de un Campeonato del Mundo de Clubes reformado en este momento y confirmamos que ningún club de la ECA participaría en una competición de éste tipo”, afirma parte del texto.

Infantino ha intentado alcanzar un acuerdo, pero de nada han servido las reuniones y charlas mantenidas en las horas previas al Consejo.