Ícono y referente de un club que está resurgiendo en lo deportivo, finaliza su contrato a mediados de 2019. Su cabeza está en seguir dentro de una cancha pero la reunión con los dirigentes será crucial para conocer su futuro: “Hace cuatro años que me vienen preguntando cuándo me retiro. Ojalá pueda seguir en Vélez bastante tiempo más”.

La mirada de personas ligadas al Fortín, como es el caso de su entrenador, tienen peso en una balanza que todavía se mantiene equilibrada. “Es muy doloroso, pero quiero pensarlo bien para no arrepentirme a futuro. Heinze mismo me dijo que pensara bien antes de retirarme, al igual que Ruggeri, Pellegrino, entre otros. Escucho todos los consejos porque son grandes en el fútbol”, le confió Poroto a La Oral Deportiva.

En un entrenamiento que tuvo lugar a fines de febrero, sufrió la rotura del menisco interno de la rodilla izquierda que lo mantiene alejado de la actividad, aunque su mente está en continuar. “Estoy volviendo de una lesión, quiero seguir jugando. Me siento bien físicamente y de la cabeza. No quiero tomar ninguna decisión sin hablar con los dirigentes”, cerró.