El fútbol es mucho más que un deporte. Forma personas y, muchas veces, pese a no hacer amigos genera un vínculo de admiración mutua. Así lo demostró Joachim Low a la hora de mencionar el adiós a “Pachorra”: “La muerte de Alex Sabella me entristece. Solo lo vi personalmente una vez, en la final de Brasil 2014. Pero ya antes, durante las Eliminatorias Sudamericanas para ese Mundial, me había ocupado de Argentina”.

En declaraciones al periódico alemán “Süddeutsche Zeitung”, expresó más detalles de su pensamiento sobre el ex Estudiantes y Selección Argentina. ”Logró crear una unidad y un equipo increíble a partir de individualidades y superestrellas con gran calidad técnica. Aportó organización y disciplina, era un hombre tranquilo y analítico. Me pareció siempre soberano. Un entrenador con una idea del juego. Por eso siempre tuve gran respeto por su trabajo”, señaló.

Y la grandeza de un profesor a la altura de las circunstancias como lo fue el ex volante, se traduce en un gesto que tuvo con su par teutón a minutos de caer en la definición de la Copa del Mundo. “Después de la final, pese a su decepción, me felicitó de inmediato. Siempre recordará ese momento”, agregó.