Falta poco menos de dos meses para el inicio de la Copa América y el gran interrogante en Uruguay pasa por la presencia o no de Luis Suárez. El delantero se sometió hace unos días a una artroscopia en su rodilla derecha y su evolución viene de muy buena forma.

Según supo Ovación, desde el entorno del futbolista, el delantero del FC Barcelona está “avanzando muy bien, cada día que pasa las señales son muy positivas”. Eso refleja con claridad que la puesta a punto que se realizó por la lesión meniscal sufrida en su rodilla derecha no le demandará el tiempo máximo de recuperación (4 a 6 semanas) que fuese prevista tras la finalización de la intervención.

Cuando la Celeste debute el 16 de junio ante Ecuador, el delantero llevará 5 semanas de rehabilitación cumplidas, por lo que tranquilamente podría jugar el certamen continental.