Decidió irse de Boca para probar suerte en Inglaterra, por lo cual recibió muchas críticas por resignar pelear en todos los frentes para tener que evitar el descenso.

El triunfo 2-1 de las “Gaviotas” sobre Burnley, con Alexis Mac Allister como titular, permitió que el club se asegurara otra temporada en la elite. Eufórico por el resultado, soltó sus emociones en Twitter con una dedicatoria: “A los que me desearon el mal, no les deseo lo mismo pero van a tener que esperar para verme descender”.

“Se terminó una temporada/año lleno de grandes momentos que jamás voy a olvidar. En lo grupal, contento de que pudimos conseguir el objetivo. En lo individual feliz de haber vivido tantas cosas soñadas”, completó para darle forma al mensaje.