No es una noticia más, aunque no se trate estrictamente del regreso del mítico delantero que hoy se desempeña en Derby County. Pero sí de su hijo Kai, de 11 años, que firmó contrato con Manchester United para continuar el legado.

El niño fue fotografiado junto a su padre y su madre Colleen con la casaca número 10. La evidente alegría de Wayne fue manifestada en redes sociales, donde expresó la satisfacción de haber alcanzado este acuerdo: “Día de orgullo. Kai firmando para Man Utd. Sigue trabajando duro, hijo”.

El ex internacional inglés es el máximo artillero histórico de los “Diablos Rojos” con 253 goles en 559 partidos, en tanto que en el conjunto nacional jugó 120 cotejos (solo superado por Peter Shilton, con 125) y señaló 53 tantos.