Tras la derrota en el clásico platense, los ánimos no son los mejores, por lo que el acompañamiento de la gente puede ser un impulso importante para el equipo de Diego Armando Maradona. En principio, habrá entre 7.000 y 8.000 lugares disponibles para la parcialidad del “Lobo”, a la espera de especificar la cantidad exacta y que porcentaje será para plateas y generales. Ante este panorama, el domingo desde las 13.15, habrá una lucha por el descenso en Mar del Plata.

En tanto, “Pelusa” recibirá como regalo una copia de la página del diario “La Capital”, con fecha del lunes 15 de noviembre de 1976, en la que fue el protagonista trascendental después del triunfo de Argentinos Juniors sobre San Lorenzo de esa ciudad. Días atrás se presentó en el Concejo Deliberante un pedido formal para que se autorice e impulse, de parte del Municipio de General Pueyrredón, la colocación de una placa conmemorativa de los dos goles convertidos aquella tarde, en las columnas del viejo estadio San Martín que siguen en pie sobre Champagnat y Alvarado.

Al igual que ocurre con las estatuas de Charly García y Nito Mestre en el Centro, el busto de Alberto Olmedo en la Costa, y los numerosos reconocimientos en los lugares que frecuentaba Astor Piazzolla, se busca que la huella del Diego quede definitivamente marcada en “La Feliz”.

El proyecto será analizado las próximas semanas por las comisiones de concejales y podría ser aprobado a la brevedad, como símbolo de un hecho histórico para el deporte argentino que acaeció en esta ciudad y que no sólo servirá de homenaje sino también de atracción de turistas de todas partes, como ocurre con la placa instalada en el estadio Azteca de la Ciudad de México, donde hizo otros dos goles legendarios.