Finalmente el Negro Gómez no se sumará a la experiencia que el Diez acaba de comenzar en la segunda división mexicana. Así lo reconoció él mismo en diálogo con el programa de radio Vélez a Fondo: “Me cambiaron las condiciones y no era tentador ir. Estoy muy contento de poder confirmar que me quedo trabajando en Vélez.”

Por último remarcó la importancia de mantenerse en Liniers, con un sentido de pertenencia que lo une más que cualquier propuesta: “Es una decisión acertada. Para dejar Vélez tiene que ser algo muy superador y eso es difícil de lograr. Había muchas cosas para tener en cuenta. Me costó mucho llegar a donde estoy, voy a seguir trabajando donde estoy que es el futuro del club”, finalizó.