La propuesta nació inmediatamente luego de que el elenco conducido por Héctor Bidoglio quedara en la última posición de la tabla del descenso para la próxima temporada. Es así que, en reunión de Comisión Directiva, tanto el oficialismo como la oposición se juntaron en pos de coincidir en salvar las arcas.

El objetivo es que hinchas y socios aporten dos mil dólares cada uno para llegar al monto mínimo de dos millones, que serán devueltos en el futuro con la venta de jugadores. Claro que la aprobación oficial deberá darla el juez Fabián Bellizia, quien tiene a su cargo el concurso de acreedores de Newell’s.

Uno de los que se hizo presente en la última asamblea fue Gerardo Martino, quien se tomó un descanso de su labor como DT de la Selección de México y se encuentra descansando junto a su familia. “Dejemos de mirar al pasado y démosle para adelante, lo importante es el gesto”, aseguró el Tata.