La fecha 13 representa en desafío para Boca: el equipo de Gustavo Alfaro maquilló su presente goleando a Arsenal pero el próximo fin de semana deberá visitar el José Amalfitani. Al buen momento del equipo de Gabriel Heinze se suma el condimento que genera el retorno de Mauro Zárate a Liniers.

“Ojalá pueda estar el domingo. Todos queremos jugar, ninguno quiere ir al banco. Vamos a ver qué hace el técnico”, expresó el delantero en diálogo con TNT. Hay que recordar que tras su convulsionada salida del equipo, que lo vio surgir y donde pasó por tres etapas, la visita anterior al reducto del Fortín derivó en insultos y una silbatina generalizada.

Pensando en lo que resta del año, y con el objetivo de recobrar la punta del certamen, Zárate ratificó la necesidad de sumar de a tres: “A diciembre tenemos que llegar primeros, tenemos que terminar primeros. Lo que pasó ya está y ahora tenemos que pensar en el campeonato”, agregó.