Luego de la separación entre Maxi López y Wanda Nara, con la aparición de Mauro Icardi como tercero en discordia, la pelea entre los jugadores se convirtió en pública y con acusaciones cruzadas. Sin embargo hoy todo parece haber quedado en el pasado.

Consultado sobre el actual jugador del PSG, López se mostró abierto a una reconciliación con quien fuera su amigo tras el paso por Sampdoria: “Sí, yo no tengo problemas con nada. Es una página que ya di vuelta hace tiempo y no me estresa para nada”, expresó con el programa radial ‘El que abandona no tiene premio’.

Además el jugador de Crotone, de la Serie B de Italia, agregó que hoy por hoy sus prioridades son sus hijos: “Mi objetivo en mi vida, más allá del fútbol, hablando como ser humano, es tratar de buscar y darle la felicidad a mis hijos. El único objetivo que tengo es ese: lo demás para mí ya pasó”.

A los 35 años y a cinco de la boda entre Icardi y Wanda, para el exjugador de River, Barcelona y Milan, entre otros, fijó su objetivo en ser feliz más allá de todo. “En aquel momento fracasé en mi vida como pareja. Pero después me queda toda la vida para ser padre y para mis hijos. Fue una situación y ya está. Se sigue adelante y yo elegí vivir de esta manera: con energía y buena onda. Me parecer que es la mejor manera. Problemas tienen todos y hay complicaciones en todas las vidas. Pero después tu vida se desarrolla en base a cómo te la tomás”, cerró.