Termina el año y todas las distinciones importantes del fútbol mundial quedaron en poder de Lionel Messi. Sin embargo, Kylian Mbappé intentó destronarlo sin éxito una vez más.

“Me di cuenta de que podía tratar de buscar este título de mejor anotador europeo, pero enfrente estaba Messi. Marqué dos, él marcó tres; marqué tres, él marcó cuatro”, indicó Mbappé.

En diálogo con France Football, el atacante de PSG reveló una anécdota con Ousmane Dembélé, compañero del rosarino en Barcelona. “Fue tan loco que lo hablé con Dembélé: ‘No es posible, ¿lo hace a propósito? Y me contestó: ‘Te está mirando todo el tiempo’. Es halagador ver que un jugador como Messi no te descuida”.

Sin embargo al final de 2018 el joven francés se adjudicó el trofeo Kopa, el premio anual al mejor futbolista menor de 21 años del mundo.