Hizo Inferiores en Vélez pero debutó con la camiseta de Banfield en 2007, aunque haya pocos registros de ese día. Rápidamente partió a Italia para hacerse un nombre respetado a tal punto que recién en 2015 cambió de liga, cuando se fue al Sporting de Lisboa. Dos años después, el Brighton lo fichó para darle la chance de disputar la Premier League, uno de los mejores campeonatos del mundo. Con 30 otoños sobre el lomo, Ezequiel Schellotto conserva la ilusión de ponerse bajo las órdenes de Marcelo Gallardo.

“No entiendo cómo no está nominado entre los mejores técnicos del año. Lo que ha hecho en River es increíble. Me gustaría ser dirigido por él. Pero eso no quiere decir que quiera jugar en River, puede ser en cualquier otro lado. ¿Quién no querría ser entrenado por semejante técnico? En Europa se habla muchísimo de él. Está entre los mejores entrenadores del mundo, no hace falta que lo diga yo si lo dijo Guardiola”, exclamó.

El volante reconvertido a lateral, que encima se nacionalizó italiano, dialogó con TNT Sports sobre los mercados de transferencias en que figuró en la órbita del “Millonario”: “Siempre hubo sondeos de los equipos grandes de Argentina. Pero estoy bien acá. Me decían que tenía más posibilidades de estar en la Selección o de jugar más. Pero no depende solo de mí, tengo una mujer, una hija chiquita”.

Actualmente es compañero de Alexis Mac Allister, que hasta febrero era parte de Boca, y pelean por mantener la categoría. “Amo el fútbol argentino, amo mi país, me encanta ir a Argentina. Lo disfruto cada vez que voy, me pongo triste cuando las cosas no van bien. Mi viejo me llevaba a la cancha de Vélez cuando era chiquito, después iba a la tribuna de Banfield. Qué lindo que es cuando salís a la cancha y están los bombos, los papeles, la gente, es una locura”, exteriorizó con el sentimiento a flor de piel.